El rezo del Santo Rosario es, sin duda alguna y cada vez más, el arma y paliativo más eficaz para la salvación de las almas, así como para la solución de los múltiples problemas y daños, individuales y colectivos, que nuestra concupiscencia, nuestra predisposición al mal, genera. Si siempre debemos rezar diariamente el Rosario, sea en solitario o en compañía, qué mejor fórmula para evitar la hecatombe en la que se viene hundiendo España, nuestra única Patria, que rezar en público y colectivamente oración tan excelsa, precisamente en la que es, por gracia divina, tierra de María.

Así pues, desde La Cruz y la Espada os animamos a todos, patriotas católicos españoles, a rezar el Rosario por España y a fomentar tal devoción. Pensad que muy posiblemente la salvación de España depende, incluso, de los pocos que lo recen ¡Cómo entonces no hacerlo! Para ello, debemos actuar y promocionar esta práctica cada uno en nuestras respectivas localidades de residencia, ya que cuantas más, mejor.

Aquí incluimos el enlace a la web original fundadora de esta devoción. Son ellos los primeros en señalar el camino. ¡Que Dios se lo pague!

Ejemplo de Rosario por España
  • La cruz y la espada

Ejemplo de Rosario por España

Por nuestra parte, con el ánimo de ayudaros, recomendamos seguir los siguientes pasos:

    • Sean uno o varios los promotores de la localidad en cuestión —si hubiera un primer grupo mejor—, comenzar por poneros en manos de Dios; sin Él nada se puede, pero con su Gracia todo se alcanza. Tened Fe, Fe y Fe. Y recogeros en oración varias veces a lo largo de unas semanas o días antes de tomar la decisión. ¡No tengáis ni miedo al qué dirán, ni os dejéis acobardar por el respeto humano o por lo insignificante del número inicial de los dispuestos! Para Dios no importa la cantidad, sino la intención, la Fe, la firme decisión y la perseverancia.
    • Elegir un lugar bien característico y visible de vuestra localidad; que sea siempre lo más céntrico posible; plaza o parque. Donde la gente os pueda ver bien; se trata también de dar testimonio. Recordar que incluso los más acérrimos enemigos respetan siempre al valiente y no al cobarde.
    • Elaborar una pequeña publicidad muy clara, concisa y concreta, cuyo formato y coste esté en consonancia con vuestras posibilidades económicas; no se trata de arruinarse ni de hacer grandes alardes.
    • Repartirla a la salida de las Misas de mayor asistencia de las parroquias de la localidad; hacerlo durante los dos o tres Domingos o festivos anteriores al primer día elegido para rezar el Rosario. Por desgracia, muy posiblemente no podréis contar con el apoyo de muchos de los sacerdotes del lugar, e incluso alguno se os pondrá abiertamente en contra ¡No importa! Haced lo anterior durante al menos dos semanas una vez comencéis a rezar el Rosario a fin de que la gente vaya haciéndose a la idea. Implicad en tales labores a los más jóvenes, si los hubiera. ¡Que se vayan acostumbrado a dar la cara! Con ello muy posiblemente se os unirán personas a las que nunca se les había ocurrido esta práctica. Llevar la publicidad a los rezos para entregarla a los curiosos que pasen cerca o a los que se os acerquen a preguntar sobre qué hacéis.
    • Haceros con una bandera de España con el Sagrado Corazón en medio que sea bien visible.
    • El día del rezo no olvidéis encomendaros a Nuestro Señor y a su Santísima Madre para que os dé fortaleza.
Ejemplo de Rosario por España
  • La cruz y la espada

Ejemplo de Rosario por España

  • Acudid puntualmente; es muy importante llegar unos minutos antes. Situaros exactamente en el lugar elegido. No os preocupéis de si sois uno o sólo dos o tres; será lo normal incluso en grandes ciudades; haceros a la idea de que el número no va a crecer mucho más de los que sois al principio. ¡Tampoco importa! Recordad que lo esencial es que se rece el Rosario por España con perseverancia.
  • La persona que posea mejor voz y que sepa perfectamente el rezo del Rosario —ojo a las letanías— que lo dirija de principio a fin con voz clara y alta.
  • Las intenciones de cada misterio las tenéis en Rosario por España; si lo consideráis podéis adaptarlas, pero siempre conservando la fidelidad a las originales que son realmente acertadas.
  • Terminado el Rosario no os olvidéis de intercambiar vuestros números de móvil y hacer con ellos un grupo de WhatsApp —o de correos electrónicos— para así estar en contacto para las siguientes veces; designar a dos del grupo para que uno u otro os avisen y recuerden el siguiente día del rezo cuando se acerque el mismo.
  • No os olvidéis de comunicar con la web del Rosario por España ya citada para estar en contacto con ellos y para que se incluya vuestra localidad en la relación de aquellas en las que se realiza esta práctica. Y si os parece bien, dadnos la alegría de informarnos también a nosotros.
  • POR ÚLTIMO.- No dudéis de que Nuestro Señor y su Santísima Madre os devolverán ciento por uno y que os servirá para expiar las penas acumuladas por vuestros pecados. Son innumerables las gracias de todo tipo prometidas por el rezo del Rosario, más aun en grupo y públicamente.

La Redacción