marino-blanes-giner
  • La cruz y la espada

Marino Blanes Giner

Nació en Alcoy en 1888, en Septiembre de 1913 contrajo matrimonio con Julia Jordá Lloret y tuvieron cinco hijos. Su carácter profunda religiosidad le llevó a militar en las siguientes asociaciones piadosas: Santísimo Viático, Adoración Nocturna, San Jorge, San Mauro, Santísima Trinidad, San Antonio, Venerable  orden  Tercera,  Hermanitas de los Pobres, Siervas de María, San Juan de Dios, Apostolado de la Oración, Virgen del Carmen, Virgen de los Desamparados, y otras; era también miembro de las  Conferencias  de San Vicente de Paúl y ejercía la caridad todo lo que le permitía su posición económica. Igualmente, acudía los domingos por la mañana a visitar a enfermos, ayudándoles en su aseo personal, y la tarde la santificaba yendo a enseñar la doctrina cristiana en masías y caseríos distantes varios kilómetros, haciendo estos recorridos a pie; siendo en cierta ocasión apedreado, por su significación católica. En 1917 fundó el Centro Instructivo Católico, para enseñar no solamente a sus socios, sino a cuantos sintieran afán por conocer la verdad católica. También fue bienhechor del Sanatorio de Fontilles dedicado a leprosos.

Guerra civil alcoy
  • La cruz y la espada

Iglesias de Alcoy demolidas por los frentepopulistas del PSOE y del PCE

En 1931, cuando la quema y saqueo de iglesias y conventos, evitó el incendio del templo parroquial de San Mauro y San Francisco. Después de que un día que se enteró que había quedado abierta toda la noche la parroquia, iba muchos días después de cenar para ver si estaban cerradas las puertas; uno de esos días se encontró con varias botellas de gasolina en la puerta del templo preparadas para su incendio. Con su oportuna intervención, evitó que se llevara a efecto el criminal intento, hecho que la prensa marxista del momento le quiso imputar, acusándole a su vez de haber sido él , en connivencia con los sacerdotes, quien había fraguado el asunto para acusar de ello a los marxistas.

Al sobrevenir el Alzamiento en 1936, sus familiares y amigos le rogaron que se escondiera, a lo que él contestó que no había hecho daño a nadie, y sí todo el bien que había podido, por lo cual se ponía en manos de la Providencia.

El día 21 de Julio de 1936 fue detenido y encarcelado y, después de un penoso cautiverio, en la noche del 7 al 8 de Septiembre del mismo año, fue sacado de la cárcel y vilmente asesinado a los 47 años de edad, ignorándose hasta hoy, a pesar de todas las averiguaciones hechas, el lugar exacto de su muerte y sepultura.

La Redacción