salom herrera
  • La cruz y la espada

Gral. Salom Herrera

España lleva a cabo en la Antártida, en la denominada Base Gabriel de Castilla, desde hace años, una “misión” conjunta científico-militar, cuyo organizador, gestor y de quien depende es de la División de Operaciones del Ejército de Tierra, en la actualidad mandada por el Gral. de Brigada Julio Salom Herrera. Por ello, él es el máximo responsable de tal evento.

Los componentes de ella –en la actual son trece militares y catorce civiles– son seleccionados y se les informa y advierte del código de comportamiento que durante su estancia deben observar; como es lógico para que todo marche bien ya que la convivencia es larga y en condiciones a veces difíciles.

Parte de ese código define como  “conducta intolerable” lo siguiente “Emitir manifiesta y públicamente expresiones contrarias, realizar actos irrespetuosos o adoptar actitud de menosprecio hacia la Constitución, la Corona y demás órganos, instituciones o poderes del Estado; la Bandera, Escudo o Himno nacionales; las Comunidades Autónomas, Ciudades con Estatuto de Autonomía o Administraciones Locales y sus símbolos; las personas y autoridades que las representan, así como las de otras naciones u organizaciones internacionales”.

Conchita Ávila Escartín
  • La cruz y la espada

Conchita Ávila Escartín

Pues bien, una individua de nombre Conchita Ávila Escartín, –investigadora del proyecto Bluebio de la Universidad de Barcelona– al poco de llegar allí se ha dedicado a portar lacitos amarillos y “banderitas” separatistas en la ropa. Apercibida por el jefe de la misión, el Cte. V. C. Beneítez, la citada fémina ha seguido erre que erre en sus trece; y no contenta con ello ha conseguido hacerse la foto que ven ustedes acompañada por parte del grupo de civiles de la misión en marcha; que por cierto está a punto de terminar.

antartida conchita
  • La cruz y la espada
Pues bien, tamaña bellaquería se ha saldado con un penoso y absurdo escrito del jefe de la base, el Cte. V. C. Beneítez, en el que le notificaba a Conchita lo que sigue:

“Que dicha conducta es contraria al Código de Conducta (ANEXO B de la Norma de Activación de la XXXI Campaña Antártica del ET) aprobada por la División de Operaciones del ET y difundida en la página WEB del comité polar, que señala como CONDUCTA INTOLERABLE:

Emitir manifiesta y públicamente expresiones contrarias, realizar actos irrespetuosos o adoptar actitud de menosprecio hacia la Constitución, la Corona y demás órganos, instituciones o poderes del Estado; la Bandera, Escudo e Himno nacionales; las Comunidades Autónomas, Ciudades con Estatuto de Autonomía o Administraciones Locales y sus símbolos; las personas y autoridades que las representan, así como las de otras naciones u organizaciones internacionales”

Que dicha conducta ha alterado la normal convivencia de la base siendo todos, científicos y militares, conscientes de la continua provocación que supone mostrar los mencionados símbolos políticos, si bien, no se ha producido ninguna situación grave de convivencia.

Por todos estos motivos, se solicita al Comité Polar Español que tome las medidas oportunas para que los citados incumplimientos del Código de Conducta de la Base no puedan repetirse en próximas campañas. Lo que pongo en su conocimiento y procedo a informar a la autoridad polar y la cadena de mando del ET”.

Sobre el particular tenemos que decir:

* Que la culpa de ello no la tiene en realidad la tal Conchita, cuya cabecita separatista no da para más, sino quien la seleccionó, es decir, quien la admitió sin saber o querer enterarse de quién era, lo cual es muy fácil, porque en este patio todos nos conocemos –sólo hay que mirar el perfil del twitter de Conchita desde 2014, para saber de qué va esta “bióloga”, pues tan sólo lleva un minuto y es gratis–; otra cosa es que o no se empleara la diligencia debida o no se quisiera saber o se cerraran los ojos a la realidad o algunos se bajaran los pantalones. En cualquier caso pura negligencia, ingenuidad y/o estupidez de parte de la División de Operaciones del ET y, por ello, de su jefe el Gral. Salom.

Perfil Twitter Conchita Avila
  • La cruz y la espada

* Que, como se ve en la foto, no sólo ha sido la tal Conchita, Cte. V. C. Beneítez, sino también el resto de los que se han prestado a lo del cartelito los que han vulnerado el famoso código, por lo que la carta de marras debió ir a todos y a cada uno de ellos.

* Que a la primera estupidez separatista de Conchita, a la primera, repetimos, el jefe de la base, el Cte. V. C. Beneítez, debería haberla suspendido cautelarmente de sus funciones y “confinarla” en su cuarto hasta nueva orden; que para eso la base es un establecimiento militar.

* Que al mismo tiempo el Cte. V. C. Beneítez debería haber enviado una notificación urgente a la División de Operaciones, recuerden que es quien manda en el asunto, pidiendo/exigiendo que tal individua fuera recogida y llevada de vuelta a España de inmediato; que para eso hay aviones del Ejército del Aire y buques de la Armada, y no para hacerse fotos en los lugares más exóticos de la Tierra.

* Que si lo hizo, y no se lo concedieron, debido a la injuria a España que supone lo hecho por Conchita y sus palurdos amigos de la foto, el jefe de la base, Cte. V. C. Beneítez, debería haber dimitido y pedido que le devolvieran a él a España –y con él deberían haberlo hecho al menos todos los militares–; si es que tiene y tienen un poco de dignidad, valor y patriotismo de verdad.

* Que puesto que nada de lo anterior se ha hecho, el que tiene que dimitir ipso facto es el Gral. Salom, fuera por no haberlo hecho él de motu proprio o fuera por no haber sido autorizado a hacerlo por el Gral. Alejandre (JEMAD) y/o Cospedal.

De nuevo, como vemos, la culpa no la tienen estos secesionistas desorejados, palurdos, catetos y con el cerebro al revés –qué se le va a hacer si sus padres ya les engañaron con el primer biberón diciéndoles que Cataluña es una nación–, sino quienes tienen la obligación, autoridad, medios y la responsabilidad de cortar por lo sano el cuerpo infectado y neutralizar tanta estupidez nada más aflorar los primeros síntomas de la enfermedad.

Si no se hace es por lo de siempre: la falta real de patriotismo, de coraje, de valor, de dignidad, de hombría –mucho uniforme y mucha foto en internet de marketing en cualquier parte del mundo diciendo que están defendiendo a España, pero en realidad nada de nada– y… por el apego al cargo, a figurar, a salir en la foto y a… las dietas, la “pela”, la “pasta” y el euro.

A España no se la defiende en Afganistán, ni en Líbano, ni en Mali, ni trayendo inmigrantes de Libia, sino aquí, de cara al enemigo verdadero que es el del interior, peleando con él, no dejándole que se salga nunca con la suya como lo ha hecho esta individua.

Por todo ello, Gral. Salom Herrera y Cte. V. C. Beneítez, injuria permitida, traición cometida… por ambos. Estos son los Generales y Comandantes que tenemos, acostumbrados y entrenados para lo políticamente correcto hasta llegar a la traición; luego, eso sí, mucha foto muy firmes y muy tiesos para… la galería. ¡Qué asco!

La Redacción