Krasny_Bor 01

Embajador en el Infierno.

Honor, valor y dignidad. Torcuato Luca de Tena logró un libro pleno de profundidad histórica colectiva y personal, así como literaria y periodística. Luca de Tena conocía los hechos, tenía la información y la volcó en un libro carente de toda inventiva, sin ningún privilegio de autor. Los hechos fueron los que fueron y así los relata, con toda crudeza y al tiempo espontaneidad y amenidad.

mm

embajador infiernoEl 10 de febrero de 1943, el capitán Teodoro Palacios Cueto fue capturado, junto con otros divisionarios, por las tropas soviéticas en el frente de Leningrado, tras haber defendido heroicamente y hasta lo imposible su posición en la batalla de Krasny Bor. Sin saberlo, comenzaba en ese momento una de las más increíbles historias de los últimos tiempos. El capitán y los suyos, miembros todos de la División Azul, iban a permanecer durante once años cautivos de los soviéticos en Rusia, siendo liberados sólo a la muerte de Stalin.

Embajador en el Infierno no es una novela, lo deja bien claro su autor, Torcuato Luca de Tena, es el testimonio directo de las vivencias personales del capitán Palacios, con el que nada más regresar de Rusia convivió aquél durante días con el fin de obtener el material necesario para dar fe de lo vivido por los divisionarios españoles prisioneros, por eso, lo que se cuenta en Embajador en el Infierno son hechos reales, todo es verdadero y contado de primera mano por quien lo sufrió; el autor lo que hizo fue estructurar y dar forma a lo que Palacios le contaba.

Por ello, Torcuato Luca de Tena logró un libro pleno de profundidad histórica colectiva y personal, así como literaria y periodística. Luca de Tena conocía los hechos, tenía la información y la volcó en un libro carente de toda inventiva, sin ningún privilegio de autor. Los hechos fueron los que fueron y así los relata, con toda crudeza y al tiempo espontaneidad y amenidad.

cap palacios 01
El capitán Palacios a su llegada a España tras su cautiverio.

Embajador en el Infierno es la historia de un espíritu inquebrantable, el del capitán Palacios, pero también el de los demás divisionarios. A lo largo del libro vemos la insistencia, las triquiñuelas, la malicia y las falacias utilizadas por los soviéticos con el único objetivo de conseguir que el capitán Palacios hincara las rodillas, agachara la cerviz y se doblegar. Pero por no conseguirlo, lo que consiguieron fue que el libro nos muestre, por encima de las miserias marxistas, el brillo refulgente de los altísimos valores que llenaban a rebosar el alma, la mente y el corazón de Palacios y de los españoles con él presos. La derrota marxista-comunista es total; tanto como incuestionable la victoria de los españoles. Así, los perdedores de la guerra se convirtieron en los triunfadores de la paz, de la vida, del espíritu y del honor.

Tampoco consintió Palacios durante su largo cautiverio que la indignidad, tan impropia de la milicia y del oficio castrense, tomara cuerpo entre sus “soldadicos”, ni que éstos se rebajaran ante sus captores. Cuando hubo algún caso, mínimo, también lo cuenta como anti-ejemplo. Cuando hubo quien tras caer se redimió, lo expone con admiración. Términos como honor, dignidad, lealtad, patriotismo, valor y audacia, cobran en este libro todo su gran significado, hoy por desgracia mayoritariamente perdido.

divison azul 01
Divisionarios españoles en Rusia.

Importantísimo es lo que relata Palacios de sus encuentros como los españoles “rojos” que, creyentes de la utopía marxista, se vieron como ellos en los mismos campos de concentración, a los cuales Palacios y los suyos ayudaron incluso arriesgando sus vidas, animados por un espíritu de caridad y hermandad propio sólo de verdaderos españoles y católicos consiguiendo, olvidando las pasadas diferencias ideológicas, llevar a efecto una verdadera reconciliación de la que hoy son incapaces los que creídos también de esa misma utopía, sólo buscan la revancha y malquistarnos.

Embajador en el Infierno es también una crónica, brillantemente escrita, de unos años en los que unos cuantos soldados españoles fueron presos de la brutalidad marxista y estalinista. Un guía fiel de lo que fueron los campos de concentración y exterminio comunistas; una fotografía política de la URSS y, por ello, del marxismo de siempre; también, que nadie se engañe y aviso a navegantes, del que ahora nos quieren vender socialistas y podemitas. El libro se lee como una novela de aventuras, pero deja en el lector el poso siempre inherente al conocimiento de que lo que estamos leyendo son hechos reales.

cptan_Palacios_laureada
El capitán Palacios de Coronel con su Laureada en el pecho.

Embajador en el Infierno es, también, el epílogo épico de la epopeya de la División Azul, hoy tan injustamente denostada y caída en buena medida en el olvido. Es la prueba de los valores de nuestra raza, cuando se exaltan, en vez de denigrarlos. Cuando vemos las andanzas de Palacios y los suyos, la mente se nos va a Guzmán el Bueno, Cortés, Pizarro, Daoíz y Velarde, y a tantos otros que forjaron nuestra gloriosa historia y nuestra excelsa patria con su sacrificio y su sangre. Cuando leemos este libro, lo que hacemos y recomendamos hacer cada cierto tiempo, el alma recobra su vitalidad, el ánimo revive y la esperanza resurge al pensar ¿si aquellos en tan terribles e indescriptibles circunstancias conservaron la fe, la esperanza, la caridad, el valor y el ánimo, cómo no hacerlo nosotros en las actuales que no tienen comparación?

Libro de lectura obligada especialmente para los jóvenes de hoy, y libro que debemos releer para no olvidar lo que somos, lo que hicieron y lo que nosotros podemos llegar a hacer.

 


One thought on “Embajador en el Infierno.”

Deja un comentario