Católicos de verdad

Nueva peregrinación anual a Chartres

mm

Pocas palabras bastan cuando las imágenes, como siempre, hablan por sí mismas. Y eso que las que aquí presentamos no dan siquiera una buena aproximación a lo que está pasando realmente en estos momentos.

Miles de jóvenes, y algunos no tan jóvenes, de todas las naciones europeas, y también de allende los mares, comenzaron ayer una nueva edición de la ya clásica peregrinación de París a Chartres –114 km.–; bien entendido que peregrinación de fieles de la forma extraordinaria de la Misa romana o mejor decir tradicional, vecchio ordo o gregoriana.

Velos en las mujeres, banderas al viento, cruces y Vírgenes, oración y penitencia, todo auténtico, todo de verdad, nada relativo, ni moderno, ni tibio, todo cantos gregorianos, nada de guitarritas, ni tambores. Juventud divino tesoro, más divino cuando todo se hace por Dios y por nuestra santa y única Fe; esa que hoy decae, esa que hoy se pierde porque una mayoría de los que deberían predicarla no lo hacen.

Ayer comenzaron a caminar –la mayoría también previa confesión–, y por supuesto previa asistencia a la Santa Misa por su forma tradicional y tras recibir la Comunión. El martes (D.m.) llegarán a Chartres tras haber recorrido los 114 Km., en cuya catedral el cardenal Sarah oficiará por el vecchio ordo el Santo Sacrificio de la Misa de forma solemne con toda la pompa, pero también con todo el fervor y el recogimiento, que se debe.

Toque de atención, llamada al examen de conciencia y a la re-conversión de pesudo-clérigos y pseudo-católicos hoy, por desgracia, mayoría en la Iglesia.

 


Deja un comentario