Los crimenes de Callosa.

Los asesinos y los asesinados de Callosa. En los asesinatos de los 33 citados en el epígrafe anterior, participaron un total de 62 militantes del PSOE (el mismo que el actual) y del PCE (hoy IU y Podemos).

mm

Sobre lo que ha pasado en Callosa, por sus muy especiales circunstancias, incluida la de la vergonzosa colaboración de las autoridades civiles y de las de la Guardia Civil, aportamos a la “memoria histórica” un pormenorizado análisis de los datos existentes según estadillo oficial de fecha 31 de Mayo de 1941.

Los asesinados.- (Aquí nombres y otros datos en PDF)

* En Callosa del Segura los rojos, es decir, los militantes del PSOE, del mismso de ahora, y del entonces PCE, hoy IU y Podemos, asesinaron a 64 personas entre Agosto de 1936 y Agosto de 1937. De ellos 33 lo fueron por pandillas de milicianos y 28 tras ser condenados por un “tribunal popular” rojo.

* Entre los primeros hay dos pares de hermanos y dos padres con sus respectivos hijos. Hay cuatro falangistas; un carlista; tres sin afiliación política conocida; uno de la CEDA; uno de Acción Popular y el resto sólo simpatizantes de opciones de “derechas” pero no afiliados a ningún partido. Hay dos sacerdotes; ocho industriales; tres agricultores; un barbero; un maestro y un oficinista; del resto no consta profesión.

* De los condenados a muerte por un “tribunal popular” rojo y fusilados, todos eran falangistas que directa o indirectamente habían participado en el fracasado intento de liberación de José Antonio Primo de Rivera preso en la cárcel de Alicante. Denunciados por Rafael Zaragoza Ros, fueron detenidos y juzgados por dicho tribunal sin garantías judiciales alguna, siendo fusilados en Noviembre de 1936 en dos tandas: la primera la formaron veinte y la segunda ocho; en esta última fueron asesinados el Jefe Provincial, el Delegado Provincial y el Secretario Local de la Falange de Alicante.

Los asesinos.- (Aquí nombres y otros datos en PDF)

* En los asesinatos de los 33 citados en el epígrafe anterior, participaron un total de 62 militantes del PSOE (el mismo que el actual) y del PCE (hoy IU y Podemos).

* Lo hicieron en grupo, nunca individualmente y cara a cara.

* Existe mucha relación familiar entre ellos, ya que hay siete pares de hermanos –entre ellos las  hermanas Soriano Gambin que asesinaron a Antonio Marco Ballester en su domicilio en Agosto de 1937– y veintidós primos hermanos.

* Uno, Máximo López Ros, participó en diez asesinatos; otros dos en ocho; uno en siete; tres en cinco; dos en cuatro; nueve en tres; veintidós en dos y el resto, o sea, otros veintidós en uno.

* Once de ellos habían sido ya fusilados en la fecha en que se cierra el estadillo en que basamos este análisis (Mayo 1941); diecisiete estaban en paradero desconocido y el resto en las prisiones de Alicante y Orihuela.

De todo ello pueden sacarse muchas conclusiones. A nuestro juicio las más importantes son:

* Que los socialistas del PSOE (el mismo que ahora) y los comunistas del PCE (hoy IU y Podemos) llevaron a cabo el práctico extermino de aquellos a los que consideraban sus enemigos ideológicos, incluidos los dos sacerdotes.

* Que actuaron en bandas unidas por lazos familiares o de amistad, además de ideológica.

* Que lo pudieron hacer debido a que contaron en todo momento con la impunidad que les ofrecía el haber sido armados yontar con el amparo de las autoridades de la provincia y del gobierno rojos.

* Que la tan cacareada “terrible represión franquista” no aparece por ningún lugar, toda vez que de 62 asesinos sólo habían sido fusilados once en 1941, es decir, dos años completos después de terminada la contienda; y ello tras consejo de guerra con todas las garantías judiciales correspondientes; había diecisiete huidos de los cuales sin duda algno habría sido también fusilado de haber sido detenido, perolos demás sólo habían sido condenados a prisión, donde, además, se beneficiarín en los siguientes años tanto de las amnistías sucesivas como de las ventajosas condiciones de redención de penas por el trabajo, por lo cual antes de acabar la década de los cuarenta estarían libres.

Inauguración de la Cruz de Callosa en 1947.

La vergonzosa destrucción de la Cruz de Callosa, especialmente en las circunstancias de todo tipo en que se ha hecho, guarda increíbles semejanzas y paralelismos con lo ocurrido entre Agosto de 1936 y Agosto de 1937 en tal localidad:

  • Porque al igual que entonces, se ha procedido a destruir un símbolo religioso, la cruz, por la misma razón de odio a la Fe que se asesinó en Callosa a dos sacerdotes y en el resto de la España roja a más de seis mil clérigos y religiosos, así como a incontables católicos practicantes .
  • Porque al igual que entonces, se ha pretendido borrar, o sea, asesinar, una vez más, los nombres y el recuerdo de los 64 callosinos que ya lo fueron entonces.
  • Porque al igual que entonces, se ha actuado con premeditación, alevosía y nocturnidad; esto último en aquel periodo fue lo normal.
  • Porque al igual que entonces, se ha contado con el amparo y la necesaria colaboración de las autoridades civiles: Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; Ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido; Subdelegado del Gobierno en Alicante, José Miguel Saval Pérez; el alcalde del PSOE, Franciso José Maciá Serna, y todos los componentes de tal consistorio sean del partido que sean aunque estén en la oposición; más el Coronel jefe de la Guardia Civil, Manuel Muñoz Castillo, y sus sesenta guardias civiles, así como de la policía local de Callosa.

A destacar es el hecho de que si cruzamos los apellidos del alcalde, Maciá Serna, observamos que, con el segundo, SERNA, hay entre los asesinos de entonces cuatro: dos de segundo apellido –de los cuales uno estuvo implicado en tres asesinatos y el otro en dos– y otros dos de primero, cada uno con dos asesinatos a sus espaldas. Y si cruzamos el primer apellido, MACIÁ, hay tres entre los asesinados: uno el que fuera jefe provincial de Falange, un falangista, uno de “derechas” y uno sin afiliación política conocida de profesión oficinista. Seguro que si cruzamos los apellidos de los demás integrantes del PSOE, IU y Podemos de tal localidad se encuentran muchas coincidencia más de ese tipo.

Por último, y además de lo anterior, hay que dejar constancia de que el 30 de Julio de 1936 se habían saqueado y quemado todos los edificios religiosos del pueblo: la Iglesia Parroquial, la Ermita del Santo Patrón, San Roque, la Ermita de la Virgen de los Dolores, la Ermita de Nuestra Señora del Rosario y la Iglesia y Convento de las Hermanas Carmelitas; también los centros sociales de los partidos de derechas: el Círculo Tradicionalista, el local El Próspero y El Fomento, más una veintena de propiedades privadas incluyendo domicilios particulares, explotaciones agrarias, talleres y comercios.

 


Deja un comentario