Como una imagen vale más que mil palabras, y para no quedarnos sólo con una, ofrecemos a nuestros lectores todas las que podemos, en las que queda patente esa apoteosis católica que los más de 15.000 jóvenes católicos seguidores del Santo Sacrificio de la Misa por su forma tradicional, extraordinaria o gregoriana han protagonizado ayer en el último día de la peregrinación de este año de París a tal ciudad; 114 Km. de oración, penitencia, alegría, compañerismo y fe, mucha fe.

Al menos en España, obispos, clérigos y religiosos deberían tomar buena nota o, mejor aún, ir el año que viene y aprender.

  • La cruz y la espada
  • La cruz y la espada
  • La cruz y la espada
  • La cruz y la espada
  • La cruz y la espada
  • La cruz y la espada
  • La cruz y la espada
  • La cruz y la espada
  • La cruz y la espada
  • La cruz y la espada

La Redacción