8m 01

Análisis crítico del 8M.

En el Manifiesto de la manifestación-huelga feminista del 8M (http://hacialahuelgafeminista.org/manifiesto-8m/) se expresa el dictamen de quienes se declaran como ¨combativas y rebeldes¨, en nombre de tres grandes premisas revolucionarias que se repiten paulatinamente: la libertad, la igualdad y la fraternidad. ¡Qué curiosos emblemas!.

En el Manifiesto de la manifestación-huelga feminista del 8M (http://hacialahuelgafeminista.org/manifiesto-8m/) se expresa el dictamen de quienes se declaran como ¨combativas y rebeldes¨, en nombre de tres grandes premisas revolucionarias que se repiten paulatinamente: la libertad, la igualdad y la fraternidad. ¡Qué curiosos emblemas!.

Emblemas que, por un juicio sincero, se relacionan radicalmente con el cristianismo:

La libertad procede del seguimiento a las entidades del camino, la verdad y la vida, que residen como una entidad única en la figura de Cristo.

8m 02La igualdad que se presenta en el género humano como una misma dignidad propia de todas las mujeres y hombres, la cual reside en el hecho de estar hechos a Imagen y Semejanza de Dios.

La fraternidad no se puede concebir sin una figura fraterna que englobe a toda la humanidad desde su inicio hasta su fin. Dicha figura fraterna solo se encuentra en la persona divina de Dios Padre.

Combativas y rebeldes contra la vida, contra la familia, contra la feminidad, contra la armonía entre hombre y mujer y contra sí mismas. Porque cuando además de negar y atacar temas de fe recogidos por la Santa Iglesia Católica, se empieza además a cuestionar lo razonable (biología, realidad..) significa que nos encontramos ante un grave problema. Estos ataques contra la fe y la razón corresponden por tanto un ataque directo a la libertad de las personas, pues se cortan las dos principales vías que tenemos para alcanzar la verdad.

El que realiza un profundo estudio sobre el feminismo se da cuenta de que se encuentra frente a una ideología que, como tantas otras, dice defender lo que en verdad destruye. El feminismo es, sin duda alguna, el peor enemigo ideológico que la mujer ha tenido en décadas, siendo no solo una amenaza para ella pues, cayendo ella, cae el resto de la sociedad. Si la familia es la base de la sociedad, la mujer es la piedra angular que sustenta dicha base. Es por ello que se debe considerar como un acto de suicidio cualquier tipo de acercamiento a esta ideología que en nuestros días, empieza a tildarse de totalitaria en países europeos como España.

Voy ahora a centrarme en tres afirmaciones de su discurso ideológico en los cuales considero que es posible una apertura al diálogo:

  1. En los países desarrollados existe una discriminación institucional contra la mujer
  1. El mercado laboral discrimina contra las mujeres
  1. El feminismo es un movimiento para la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

 

1.- En los países desarrollados existe una discriminación institucional contra la mujer

Si las feministas pudieran señalar una sola ley, una sola institución vinculada al estado, que claramente discrimina en contra de la mujer, no entiendo porqué aún no lo han hecho.

8m 04Hablan mucho en términos generales del “sexismo institucionalizado”, pero jamás citan ejemplos concretos de este supuesto sexismo. Por supuesto que existe el sexismo y seguramente hay algunos hombres que desprecian a las mujeres por el mero hecho de ser mujeres, aunque yo nunca he conocido a ninguno; pero decir que hay casos aislados de odio hacía las mujeres no es lo mismo que acusar a todo el país de ser sexista. En lugar de citar casos reales de discriminación sexista por parte de las instituciones, que no pueden hacer porque es pura mitología, las feministas se lamentan por “problemas” tan absurdos y triviales como estos: la manera en que son representadas las mujeres en películas y videojuegos; el uso del género masculino para referirse a hombres y mujeres (por eso ahora tenemos que hablar de la AMPA, Asociación de MADRES y Padres); o la forma en que los hombres se sientan en los trenes con las piernas abiertas como hemos estado viendo hace unos meses en el metro de Madrid (que recibe el nombre de manspreading). 

Si en los países occidentales post-cristianos las feministas no encuentran mayores problemas de los que ocuparse, quizás sería mejor fijar su atención en lo que ocurre fuera de nuestras fronteras, como por ejemplo en los países musulmanes. ¡No! Ninguna feminista occidental está dispuesta a criticar la discriminación institucional que existe en esos países (una discriminación real, no imaginaria), porque existe un pacto tácito entre el feminismo y el Islam; es el viejo principio de que el enemigo de mi enemigo es mi amigo. Las feministas tienen una narrativa sobre la que han construido toda su ideología, que no es más que una variante del marxismo: la opresión de las mujeres por parte del malvado patriarcado, derivado de la religión cristiana. Su gran enemigo es la religión cristiana, en particular la Iglesia Católica. Dado que en el Islam ven, y no se equivocan, a un enemigo de la Iglesia, prefieren hacer caso omiso a todas sus atrocidades. Hay otra razón por su silencio cobarde: si osaran criticar el Islam, su fundamento caería como un castillo de naipes, porque todo el mundo vería enseguida que los lugares donde las mujeres gozan de mayor libertad son precisamente los países que antaño eran cristianos. De hecho, hay una relación directamente proporcional entre el respeto hacía la mujer en una sociedad y el grado de implantación del cristianismo.

La realidad es exactamente lo contrario de lo que nos quieren hacer creer las feministas:

EN LOS PAÍSES OCCIDENTALES EXISTE UNA DISCRIMINACIÓN CONTRA LOS VARONES, NO CONTRA LAS MUJERES.

Para no pecar de la misma ambigüedad de la que acuso a las feministas, pongo algunos ejemplos concretos de ello:

  • En oposiciones a puestos de policía o bomberos, las pruebas físicas para mujeres se valoran de manera distinta. Una mujer que saca un 4 sobre 10 en las pruebas físicas supera a un hombre que saca un 5, porque a las mujeres se les suma un 20% a la nota. Si esto no es discriminatorio, me temo que ya no entiendo el significado de la palabra.

8m 05¿Cómo servirá esto para mejorar el servicio que prestan los policías y bomberos? ¿Hay alguna situación que podemos imaginar en la que para un policía o un bombero será útil ser MENOS capaz físicamente? En una competición deportiva las mujeres están en una categoría aparte y pueden ganar una medalla de oro con un registro muy inferior a otros hombres. Pero con los servicios de emergencia no se trata de dar oportunidades a las mujeres, como si se tratara de las olimpiadas; estamos hablando de posibles situaciones de vida o muerte.

Lo mismo está ocurriendo en las fuerzas armadas, donde se fijan cuotas para mujeres. Los políticos y mandos militares están tan desesperados por conseguir reclutar a mujeres en busca de una perfecta corrección política que, por dárselas de modernos, discriminan contra varones mejor preparados para determinados trabajos.

  • Una mujer que es víctima de violencia doméstica (me niego a utilizar el término “violencia de género”) recibe ayuda de todo tipo por parte de las instituciones, desde asistencia policial, hasta una plaza en residencias para mujeres maltratadas. No digo que esté mal todo esto, simplemente denuncio que un HOMBRE que es víctima de maltrato por parte de su pareja no suele recibir absolutamente ninguna ayuda. Ningún político habla de este tipo de violencia, la policía no se preocupa por el tema, no existen residencias para hombres maltratados en España, y si un hombre llama al 016, la línea gubernamental para víctimas de violencia doméstica, se les ignora completamente. Sin embargo, en este país cada año mueren asesinados unos 30 hombres a manos de sus parejas. Es cierto que mueren el doble de mujeres, pero la cobertura mediática y política en un caso es abrumadora y en el otro es prácticamente inexistente. Y todo ello es sin contar los más de 3000 hombres que se suicidan cada año en España, muchos de ellos por culpa del trato discriminatorio que reciben de las instituciones en los trámites de separación por divorcio.

La ley vigente sobre la violencia doméstica, la LIVG de 2005, es claramente anticonstitucional, porque establece que un hombre que ejerce violencia contra su pareja reciba un castigo más severo que una mujer que hace lo mismo. El artículo 14 de la Constitución Española reza: “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, SEXO, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.” Parece que hoy en día la discriminación legal contra las mujeres está muy mal, pero cuando se comete en contra del varón no pasa nada. Es una vergüenza que aún a día de hoy se mantenga en vigor esta ley aberrante, a pesar de varios recursos al Tribunal Constitucional.

  • Numerosos ayuntamientos de España, por no decir todos, tienen una Concejalía de la Mujer, que organiza actividades de todo tipo, exclusivamente para mujeres. El tema no es una tontería, porque las instituciones discriminan sistemáticamente en contra de los varones al dedicar recursos públicos exclusivamente a mujeres, mientras no hay nada equiparable para varones.

2.- El mercado laboral discrimina contra las mujeres

8m 06Las feministas hablan mucho de la brecha salarial entre hombres y mujeres, algo real que nadie niega, y que en España se sitúa actualmente en torno al 24%, y de allí concluyen que el mercado laboral es sexista y que las mujeres son injustamente retribuidas, lo cual es radicalmente falso.

El hecho de que los hombres cobren como media 6000€ anuales más que las mujeres no significa que el mercado laboral sea sexista, porque para poder afirmar una cosa parecida habría que demostrar que, en igualdad de condiciones y para el mismo trabajo, se paga menos a las mujeres que a los hombres. Sin embargo, esta práctica es ilegal y cualquier empresario que contratara a mujeres en estas condiciones sería inmediatamente denunciado. ¿Por qué las mujeres como media ganan menos que los hombres? Simplemente porque los hombres y mujeres somos diferentes; tenemos actitudes diferentes respecto al trabajo y queremos cosas diferentes en la vida.

Las mujeres, si trabajan fuera de casa, generalmente buscan sobre todo un equilibrio entre su vida laboral y familiar. Por ejemplo, prefieren trabajos que les permiten estar en casa cuando sus hijos vuelven del colegio por la tarde. Sin embargo, los hombres, que no suelen tener en cuenta estas consideraciones, generalmente son más ambiciosos profesionalmente.

Tras una maternidad es común que las mujeres pidan una reducción de su horario laboral, para estar más tiempo con sus bebés, no porque les obligan sus maridos, sino porque ellas quieren.  Las mujeres, aparte de estar de baja durante más días que los hombres por razones biológicas, como media trabajan menos horas que los hombres, se toman más vacaciones y están más tiempo de permiso sin sueldo.

Cuando se tienen en cuenta todas estas circunstancias y elecciones personales, la brecha salarial entre hombres y mujeres desaparece, como no podía ser de otra manera. Hay un poderoso argumento en contra de las acusaciones de los feministas y su fantasía de discriminación en el mercado laboral. Basta con pensar un poco. Si realmente fuera cierto que los empresarios pudieran pagar a las mujeres un 24% menos por hacer exactamente el mismo trabajo que los hombres, habría que preguntarse porqué querrían contratar a hombres. Un 24% menos en salarios es mucho dinero, y si fuera posible ahorrarse esto en costes sin temor a represalias legales, todos lo intentarían. Pero no lo hacen, y en principio un empresario no es más reacio a contratar a un hombre que a una mujer. (Datos del INE)

8m 07Los feministas dicen estar centradas en una lucha por la paridad laboral en sectores como la investigación científica y la dirección de empresas. Dado que son sectores dominados por hombres, los feministas, partiendo de la falsa premisa de que todo es fruto de una injusta discriminación, exigen que haya más presencia femenina. Da igual que pocas mujeres quieran estudiar ciencias porque les atraen más otras materias; y da igual que muy pocas mujeres estén dispuestas a hipotecar su vida en aras de ganar dinero dirigiendo empresas. Nunca he oído a nadie pedir más presencia masculina en la medicina, una profesión en la que son mayoría las mujeres. Tampoco he oído a las feministas exigir que haya más mujeres en el sector de la construcción o en la recogida de basuras. Será que sólo les interesan las profesiones prestigiosas y bien remuneradas. Ninguna feminista se queja de que el 95% de las muertes por accidentes laborales en España sean de hombres, por la sencilla razón de que los hombres hacen los trabajos más duros, más desagradables y más peligrosos. Algunos políticos creen que pueden controlar las decisiones de las personas, pero la realidad es que a menudo las mujeres no eligen las opciones que quisieran los feministas. A pesar de gozar de muy pocas facilidades, y a pesar del bombardeo de propaganda feminista en contra de las amas de casa, en España las mujeres siguen optando por quedarse en casa cuando se lo pueden permitir. Por esta razón, en las sociedades donde hay mayor flexibilidad laboral, como EEUU, las mujeres ganan MENOS en proporción a los hombres que en países menos desarrollados.

3.- El feminismo es un movimiento para la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

8m 08El feminismo ha sido desde sus inicios una rama del marxismo. Es una ideología revolucionaria que busca la destrucción de la Cristiandad, y para lograr este objetivo ataca los dos pilares de la sociedad cristiana: la familia y la Iglesia. Si fuera un movimiento para la igualdad de derechos entre los sexos, no se entendería su constante lucha contra la Iglesia Católica, que tanto ha hecho para las mujeres a lo largo de la historia, y su sumisión frente al Islam, la gran fuerza opresora de las mujeres en el mundo. Además tenemos el ejemplo de la activista feminista más influyente de los años 60´ y 70´, Gloria Steinem,  que trabajó a las órdenes de la CIA. Esto no es una teoría conspiratoria mía; cuando en 1967 se publicó esta información, lejos de negarlo, Steinem se congratuló de haber conocido “a algunos liberales en el gobierno en aquellos tiempos con una visión a largo plazo.”

Tiene toda la razón, la élite que dirige el mundo tiene gente visionaria…  pero para el mal. Los que dirigieron el movimiento feminista y siguen haciéndolo desde la sombra, subvirtiendo el orden natural de la familia a través de la guerra de sexos (similar a la lucha de clases), siguieron a la perfección la hoja de ruta del revolucionario Antonio Gramsci, que hablaba de la “larga marcha” de sus ideas marxistas hasta conquistar la hegemonía cultural. Que nadie se engañe, el feminismo tiene poco que ver con los derechos de las mujeres; es un cáncer que, si lo permitimos, destruirá el orden social cristiano, que no es otro que el defensor de los derechos de la verdad y la vida. 

Resolución: 

8m 09Ante todo este constante ataque contra la patria, la familia y la mujer, surge la necesidad de resaltar una cosa. Y es que la mujer no debe de ser feminista, sino femenina. Y es dentro de esa feminidad en donde encontrará su máxima realización para consigo, en su familia y en su patria.

La mujer es sencillamente la mujer, con toda la grandiosidad que eso supone. En el grado elevado de excelencia en el que Dios la ha creado, le concedió a ella, y no al hombre, la capacidad de engendrar vida y ser, como he dicho antes, la piedra angular que sustenta la base de toda sociedad: la familia. Sin olvidar, claro está que el ser puramente humano más excelso creado por Dios no ha sido precisamente el de un varón, sino sencillamente una Mujer, la cual es la Virgen María. Sea la Virgen Santísima el ejemplo de todas las mujeres, para la mayor gloria de Dios.

 


Deja un comentario